Maternidad 2/30

La maternidad te empodera. De eso no hay duda. Desde siempre me ha dado “reparo” coger a los bebés de mis amigas o conocidas. ¡¿y si lo rompías sin querer?! De repente, en cinco empujones (más muuuuchas horas de trabajo e parto) tienes al tuyo entre tu pecho trepando hacia el pecho para engancharse, y en ese instante recorre por tu cuerpo una fuerza -muy necesaria- que te acompañará siempre. La maternidad, le llaman.
Fuerza para confiar en ti.
Fuerza para levantarte a pesar de haber dormido 2h en toda la noche.
Fuerza para superar grietas y mastitis por el bien de la lactancia para tu bebé.
Fuerza para saber que puedes con mucho más de lo que imaginabas.
Y cuando el cansancio y agotamiento te pueden… de repente tu bebé se apoya en ti y sus fuerzas y te las pasa a través de su mano. Esa pequeña mano que ha sido capaz de cambiar tu mundo. De cambiarte a ti.
14233555_1232095983509025_1119138255_o
[Gracias mi pequeño maestro por convertirme en tu madre]

En el vientre materno: gemelos, trillizos y cuatrillizos.

Este es uno de los documentales de National Geographic que más me gusta, en él se puede ver el recorrido de tres madres embarazadas desde el momento en el que se quedan embarazadas hasta el parto.

Todo ello a través de la maravillosa historia de unos gemelos idénticos, de unos trillizos que han sido concebidos en días diferentes y de unos cuatrillizos. Una apasionante historia de interacción, de amor, de vida…  del mágico nacimiento de la vida.