Maternidad 2/30

La maternidad te empodera. De eso no hay duda. Desde siempre me ha dado “reparo” coger a los bebés de mis amigas o conocidas. ¡¿y si lo rompías sin querer?! De repente, en cinco empujones (más muuuuchas horas de trabajo e parto) tienes al tuyo entre tu pecho trepando hacia el pecho para engancharse, y en ese instante recorre por tu cuerpo una fuerza -muy necesaria- que te acompañará siempre. La maternidad, le llaman.
Fuerza para confiar en ti.
Fuerza para levantarte a pesar de haber dormido 2h en toda la noche.
Fuerza para superar grietas y mastitis por el bien de la lactancia para tu bebé.
Fuerza para saber que puedes con mucho más de lo que imaginabas.
Y cuando el cansancio y agotamiento te pueden… de repente tu bebé se apoya en ti y sus fuerzas y te las pasa a través de su mano. Esa pequeña mano que ha sido capaz de cambiar tu mundo. De cambiarte a ti.
14233555_1232095983509025_1119138255_o
[Gracias mi pequeño maestro por convertirme en tu madre]

Documental de Nils Bergman

Y de repente la vida tiene estas cosas, esta es la frase que últimamente cobra mucho sentido en mi vida. Porque sigo creyendo que las cosas no pasan por “azar”.  Y eso es lo que me acaba de ocurrir en estas últimas horas de domingo.

Aparece en mi vida el documental de Nils Bergman “Restableciendo el paradigma original para el cuidado de los bebes”  (Restoring the Original Paradigm for infant care). Es una pena que no esté subtitulado sino que se hable encima, ya que hay varios errores de traducción:  “Kangaroo Mother Care’   no significa Método Madre Canguro, sino Cuidado de la madre canguro y como esas algunas más, pero bueno eso es el gran fallo de los doblajes.

He pensado hacer un recorrido por diferentes documentales que me han cautivado y que creo que pueden ser interesantes para las personas que visitáis el blog…. sí, puede ser una buena idea!

Bienvenidos

El niño no nacido es un ser consciente que siente y recuerda lo que le ocurre en los nueve meses que van de la concepción al nacimiento, esto moldea y forma la personalidad, los impulsos, las ambiciones de manera significativa.

Thomas Verny

 

 

Desde que comencé con mis estudios de Musicoterapia, la etapa prenatal siempre ha estado en mí como foco de intervención. No hace mucho encontré un borrador de mi primer “Proyecto de Musicoterapia en la Etapa Prenatal” fechado en 2008. Ahora me doy cuenta de lo osada que fui al escribir aquello. En este momento no actúo, siento ni creo las intervenciones de esa manera.   Pero esta sensación me gusta: significa que no me he quedado estática, anclada. Sino que he ido evolucionando, recorriendo poco a poco un camino que me gusta, y mucho.

Mi instinto maternal comienza a agudizarse cada vez más. Siento y experimento las cosas de manera diferente. Mi cuerpo se estremece y revoluciona cuando veo a alguna mamá embarazada por el metro, por la calle, en la biblioteca. 

Hace unos meses le dije a una buena amiga “M. por más que quiero ser mamá, ahora mismo no puedo. Mi ritmo de vida es tal que me lo impide”. Ella me contestó “Ya llegará, tranquila. No pienses en el momento. Cuando tenga que ser, llegará”. Y es verdad, ya llegará.

Las mamás y sus bebés por nacer siempre me transportan a otro lugar, donde el reloj toma otra pulsación, donde el cariño, la ternura y el amor recorre todos y cada uno de los espacios. Era imposible no querer brindarles entonces un entorno diferente, sin confusión, especial…

Espero que os guste. Mi sueño no es otro que ofrecer un espacio en el que poder compartir, cantar al mundo lo que llevamos a cabo personas formadas en canto prenatal, en maternidad, en música, musicoterapia…