Apego materno-filial: el origen en lo biológico.

Bowlby (1957) ya postuló el Apego materno como un sistema biológico innato de supervivencia de la especia humana. Pero es realmente apasionante ver cómo los bebés vienen con herramientas que les preparan para provocar cambios a nivel neuroendocrino en sus madres, y que éstas no generen conductas desadaptativas y de negligencia en su cuidado.

De echo, estas conductas negligentes por parte de los cuidados maternos se consideran una disrupción de los procesos de comunicación entre el sistema dopaminérgico y el sistema oxitocínico, que están en comunicación para provocar los cuidados, a nivel neurobiológico, de la madre hacia su bebé. (Strathearn, 2011).

Las primeras interacciones entre la mamá y el bebé las encontramos en la interacción molecular y de intercambios celulares durante los primeros días de la gestación (Moratalla, 2009). Es ahí, en el origen de la vida donde el ser humano comienza a relacionarse con su madre gestante. Nuestra primera relación, que se irá desarrollando a lo largo de 40 semanas entre la madre y el bebé mediante otro tipo de interacciones y que marcará el desarrollo de nuestras futuras relaciones interpersonales a lo largo de nuestra vida.

Y es durante este periodo de gestación materno-infantil (porque no únicamente se gesta y crea al bebé, sino que se gesta y crea una mamá), donde la voz de la madre es uno de los medios más privilegiados con los que cuenta el ser humano para comunicarse e interrelacionarse. Porque, a parte de que el bebé perciba las vibraciones y resonancias -por medio de la estructura ósea de su madre-, también escucha su voz. Se impregna de ella de tal manera que todos nosotros tenemos un rango vocal muy parecido al de nuestras madres. Escuchamos el que será nuestro lenguaje, y podemos comunicarnos con el mundo exterior que nos espera.

Pero a un nivel mucho más neuroendocrino, cuando la madre utiliza su voz cantada con una intención comunicativa con el bebé que está gestando, segrega una serie de hormonas (entre ellas la oxitocina) que producen un placer tanto para ella como para el bebé. Éste a su vez, disfruta de esas sensaciones y las volverá a sentir -reconociéndolas incluso- cuando ya haya nacido.

Si nacemos de manera prematura, ya que pertenecemos a una de las especies altriciales, y necesitamos una gestación  larga después del nacimiento rodeados de una familia y una sociedad que nos brinde alimento, protección y cuidados emocionales, ¿Por qué entonces no seguir acunando con nuestras voces a ese bebé que dentro del útero sí disfrutaba?

mama y bebe hablando

Anuncios

Método de Fertilidad Shantivir: el inicio de la vida.

El pasado domingo 9 estuve en la Fnac de Callao, disfrutando de la presentación de un libro muy muy esperado de una grandísima profesional: Virginia Ruipérezque para aquellos que no la conozcáis, comprende la Salud desde la perspectiva de la Medicina Naturista Clásica, la forma más lógica y coherente de estudio de nuestra Naturaleza. Dirige en Madrid una consulta de Medicina Naturista especializada en fertilidad, gestación, nacimiento, crianza y salud de la mujer. La conocí hace meses, y yo también he ido a su consulta.Y no sabéis lo que ayuda. Pero  sobre todo, es un auténtico ángel.

Virginia Ruipérez

Y allí llegué yo, un ratito antes de que empezara para sentarme y respirar tranquilamente el ambiente que rodeaba la presentación. Debo decir que me emocioné escuchándola hablar, con tanta pasión, con tanta sabiduría, con tanto mimo sobre el inicio de la vida: la fertilidad, la concepción.

Marcapáginas

Me emocioné pensando en mi misma como mujer, como creadora de vida… me emocioné al cerrar los ojos y revivir todas y cada una de las mujeres-madres con las que me he cruzado en mi vida profesional. Porque todas y cada una de ellas, eran especiales.  Y porque a nosotras, como musicoterapeutas, nos confían lo más importante de sus vidas: sus hijos. Y eso, tan tan increíble… que por ello me entristece cuando veo personas no formadas realizando un trabajo en el que se juega mucho más que sonido.

Presentación

Fue una presentación preciosa ¡preciosa!

Así que cuando acabó, bajé a comprarme el libro y esperé pacientemente mi turno para llevármelo firmado… Esa misma noche comencé a disfrutarlo, disfrutándome a mi también, porque si hay algo que estoy saboreando mucho de su lectura -fresca, cercana y sincera- es el sentirme acompañada, contenida en este camino de ser mujer.

Leyendo

(Y si os soy sincera…no puedo dejar de leerlo!!)

Música para Bebés: Musica in Culla

El pasado domingo comenzaron las clases de Musica in Culla en la Escuela Afinarte. Fue una auténtica delicia compartir con Bianca Albezzano y el resto de las chicas de prácticas esos momentos sonoro-vocales tan intensos y maravillosos.  Cuando una encuentra voces con las que resuena, no solo a nivel de canto, es una gozada!

Baby

 

Como también es un placer -y una suerte- poder trabajar con las mamás-papás y bebés que acuden a estos encuentros. Donde además de ofrecer un espacio sonoro a los bebés, un espacio repleto de patrones melódicos y rítmicos, aparecen muchas más cosas…  Disfrutar de cómo un niño de apenas cinco meses te responde con un patrón rítmico perfectamente imitado, y que poco después te ofrece uno diferente es cuanto menos ¡¡Alucinante!!

Y sí, ya sabemos la capacidad creativa del ser humano desde sus inicios de vida… 9 meses antes de nacer incluso, pero qué queréis que os diga… ¡espero no dejar de sorprenderme nunca!