«Todo lo que no pases por tí, no puedes pedírselo a nadie»

Desde que trabajo en la Universidad, éste ha sido uno de mis leitmotiv. ¿Los otros? Hacer hincapié en la parte emocional de las personas; el desarrollo proximal; en la importancia de acompañar a los niños en su proceso evolutivo; en la autorregulación emocional; en el autoconocimiento emocional, corporal…  Son aspestos básicos que intento inculcar a mis alumnos, con el fin de que cada uno de ellos se pueda valer después de sus emociones y las utilice en beneficio de esas personitas que tendrán a su cargo.

Pero todo lo que uno proclama a los cuatro vientos, debe por lo menos cumplirlo en sí mismo ¿no?.  Hoy, he comenzado  encuentros de trabajo en Psicofonía y Canto Prenatal. Como aprendizaje y perfección, como disfrute, como terapia, como gozo…

Cerrar los ojos, trabajar con la voz, disfrutar de los pequeños descubrimientos que hemos hecho, tener las mismas ganas de seguir, de evolucionar, de fundamentar, de investigar…    Porque está claro que nosotras, debemos estar en constante reciclaje, en constante búsqueda porque Todo lo que no pases por tí, no puedes pedírselo a nadie.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s